Baja actividad convectiva en el Caribe y situaciones locales las principales razones para que las lluvias en Quintana Roo sean escasas. Los niveles de sequía alcanzan estatus de severos.

El estado de Quintana Roo está viviendo una de sus sequías más importantes en muchos años, a tal grado que ya empezaron a presentarse afectaciones por incendios en la zona centro-sur del estado, donde se localiza la reserva de Sian Kaan. La situación está asociada a la combinación de circulaciones atmosféricas locales y a nivel continental.

De acuerdo con datos estadísticos de CONAGUA, las lluvias en el estado de Quintana Roo se estuvieron presentando muy por debajo de lo normal desde el pasado mes de mayo, ya que solo llovieron 36.8 mm de los 103.4 mm del promedio estatallo que representó apenas un 35.6% del total. Para junio, cuando comienza la temporada de lluvia, el promedio mensual en el estado es de 174 mm y solo cayeron 76.4 mm lo que representa un 43.9% del total.

Finalmente para el mes de junio solo llovieron 29.6 mm de los 154.8 mm del promedio mensual, dando como resultado apenas un 19.2% del total. En consecuencia, la falta de lluvia incrementó la sequía, por lo que el Servicio Meteorológico Nacional, en su reciente informe del monitor de sequía de México, declaró sequía moderada en la mayor parte de Quintana Roo y sequía severa en la zona centro-sur.

Esta última clasificación de la sequía severa representa el riesgo de probables pérdidas en cultivos o pastos, alto riesgo de incendios, es común la escasez de agua, se deben imponer restricciones en el uso del agua; según indica la clasificación de sequía que emite el Servicio Meteorológico Nacional.

Quizás te interese :   Semana con lluvias en México por el paso de ondas tropicales
SMN
Monitor de sequía de México generado por el Servicio Meteorológico Nacional.

¿Qué está haciendo que llueva menos en Quintana Roo?

Generalmente la principal fuente de precipitaciones para el estado de Quintana Roo son las celdas de tormenta o chubascos que se forman sobre el Mar Caribe frente a la costa, así como la fuerte convección que origina la llegada de ondas tropicales activas o incluso ciclones tropicales.

No obstante, esta temporada ha sido muy floja, ya que las ondas tropicales están llegando muy debilitadas y prácticamente no se ha tenido actividad ciclónica. Esto particularmente asociado a condiciones poco favorables en el entorno del Mar Caribe y Océano Atlántico, así como exceso de polvo del Sahara, que también inhibe la eficaz formación de tormentas.

Otro detalle de característica más local, es la circulación de vientos en la península. Las tormentas que se forman diariamente, inician su desarrollo donde se presenta la convergencia de aire cálido y húmedo generada por una vaguada térmica. Esta vaguada se forma por el calentamiento diurno y comúnmente Yucatán Campeche son los estados donde se dan las temperaturas más altas.

En consecuencia, toda la humedad que llega a la península se concentra al centro y occidente, dejando prácticamente fuera al estado de Quintana Roo, salvo algunas zonas al norte y occidente.

¿Qué es lo que se espera?

La única manera que hay para que las lluvia comiencen a regularizarse en Quintana Roo, es que las ondas tropicales empiecen a llegar con su habitual intensidad o mucho más intensas; porque si solo llegan como humedad dispersa, la vaguada térmica en la península las absorbe hacia el interior de la región.

Los pronósticos señalan la llegada de más ondas tropicales, además de que la actividad en los trópicos llega su máximo el próximo mes de Septiembre. En este sentido solo falta esperar que las condiciones del entorno sean favorables para que las ondas tropicales lleguen con suficiente energía, o que un ciclón tropical arribe al estado de Quintana Roo, aunque este último caso es un poco delicado.

Quizás te interese :   El cambio climático y la tierra

Fuente : meteored.mx