ANTIGUA OLIMPIA, GRECIA (Sputnik) — La antorcha de los Juegos de Tokio 2020 se encendió en una ceremonia a puertas cerradas en la antigua ciudad griega de Olimpia, en medio de la creciente incertidumbre que la pandemia de coronavirus arroja sobre la futura cita olímpica.

La llama fue encendida con un espejo parabólico que hizo de lupa gigante para captar los rayos del sol. Protagonizado por una Suma Sacerdotisa, el evento se desarrolló en el Templo de Hera, de donde la antorcha se trasladó a un antiguo estadio cercano para una danza tradicional.

La ceremonia, presenciada por unos 70 invitados oficiales además de periodistas, pero sin público general, marca el comienzo del viaje de la llama olímpica por toda Grecia.

El relevo se prolongará hasta el 19 de marzo y, por primera vez en la historia de los Juegos, es en una mujer —la campeona olímpica de 2016 en la prueba de tiro con pistola 25 metros, Anna Korakaki— en quien recayó el honor de iniciar la carrera y traspasar la antorcha a un atleta japonés al lado del monumento de Pierre de Coubertin, el fundador del movimento olímpico moderno.

Anna Korakaki con la antorcha de los Juegos de Tokio 2020
© REUTERS / COSTAS BALTAS
Anna Korakaki con la antorcha de los Juegos de Tokio 2020

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 deben celebrarse del 24 de julio al 9 de agosto; y los Paralímpicos, del 25 de agosto al 6 de septiembre.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, descartó el 12 de marzo la cancelación de los Juegos Olímpicos, pero un miembro del comité organizador, Haruyuki Takahashi, en declaraciones a The Wall Street Journal, admitió la posibilidad de aplazarlos.

Quizás te interese :   Llegan últimos a la meta, pero se hacen famosos: el momento más memorable del Mundial de Atletismo (vídeo)

La propagación del nuevo virus ya vació las gradas de estadios y obligó a cancelar numerosos torneos a lo largo del mundo.

El 11 de marzo, la OMS declaró que la enfermedad COVID-19, causada por un nuevo coronavirus que empezó a propagarse a finales de 2019, es una pandemia.

El patógeno ya infectó a más de 127.700 personas en unos 120 países y provocó más de 4.700 muertes, la mayoría en la China continental.

Con 643 contagios y 16 decesos confirmados hasta la fecha, Japón es hoy en día el undécimo foco más importante de COVID-19.  

Fuente : sputnik