La economía del Reino Unido se contrae por primera vez desde 2012, en momentos en que Londres insiste en salir de la UE a cualquier precio, con o sin acuerdo.

Se encienden las luces de alarma del Brexit. La economía británica se contrae por primera vez desde 2012. Según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés), en el segundo trimestre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) del país se redujo un 0,2 % respecto al primero. Los sectores de manufactura y construcción se encuentran entre los más castigados.

Los cálculos se conocen entre los temores a las consecuencias de la salida sin acuerdo de la Unión Europea (UE), un Brexit duro que parece determinado a ejecutar el próximo 31 de octubre el primer ministro británico, Boris Johnson. Sin embargo, el ministro británico de Economía afirma no estar preocupado por un Brexit duro. Asegura que las bases de la economía del Reino Unido siguen siendo solidas.

El ministro británico de Economía, Sajid Javid, aseguró que para el Reino Unido la prioridad sigue siendo la salida del bloque, con o sin acuerdo. Sin embargo no negó que Londres trata de conseguir sacar adelante un nuevo acuerdo .

El Gobierno británico echa la pelota al patio de Bruselas. Argumenta que sería inevitable un brexit duro, si no se puede renegociar el acuerdo de salida alcanzado entre la UE y la expremier Theresa May.

El Parlamento británico, que hasta ahora no ha ratificado ningún acuerdo de salida de la UE, ha votado en repetidas ocasiones en contra de un Brexit sin acuerdo. Ahora se plantea una probable batalla con el Gobierno cuando los legisladores regresen de sus vacaciones de verano en septiembre.

Quizás te interese :   Desafiando el 'multiverso': Publican la última teoría de Stephen Hawking sobre el Big Bang

kmd/alg

Fuente : HispanTV